Pruebas Funcionales

Las pruebas funcionales permiten verificar el correcto funcionamiento del software y medir el nivel de eficacia y eficiencia; es decir, que los resultados o salidas del sistema sean exactamente los que están definidos en las especificaciones y los requerimientos definidos por el usuario. La salida o producto del módulo de software debe ser lo que el usuario exactamente espera y requiere.

Se realizarán en módulos – componentes - aplicativos que el usuario defina, mediante la ejecución, revisión y retroalimentación de la funcionalidad del módulo a probar para verificar, que el resultado obtenido es igual a la función definida en los requerimientos de usuario, con los cuales fue diseñado el software, a través de esquema de pruebas que contempla el ciclo de entrada, proceso y salida, denominado esquema de Caja negra.

Pruebas de Servicio Web

Las pruebas de Servicio Web se realizan mediante herramientas informáticas para efectuar el análisis, interpretación y estructura del Web Service, para enviar información a través de una trama o una data generada y para obtener la respuesta que muestra el Web Service sobre el cual se está realizando la prueba.

Pruebas de Usabilidad

Las pruebas de usabilidad están encaminadas a evaluar la facilidad y el esfuerzo necesario para utilizar el software por parte del usuario experto en el manejo del proceso que desarrolla con la utilización del módulo de software que sirve de herramienta de apoyo para la ejecución de las tareas del respectivo proceso que se desee evaluar.

Pruebas No Funcionales

Mediante las Pruebas No Funcionales (PNF) se verifica que el software desarrollado cumple con los requerimientos no funcionales establecidos por el cliente y se centran en CÓMO trabaja el sistema, verificando su desempeño según diferentes criterios de medición. Las pruebas no funcionales describen las pruebas requeridas para medir el rendimiento del sistema y software.

Pruebas de Recorrido de la Aplicación

Consiste en recorrer la aplicación desde un punto de vista de usuario final, en donde Se registrarán todas las acciones realizadas, peticiones (Request), respuestas (Response), tamaño de las respuestas y tiempo de respuesta. Se analizará la existencia de acciones que puedan ser simplificadas, existencia de consultas redundantes, tamaño de cada respuesta que se debe encontrar dentro de los criterios aceptables; además se verificará la existencia de peticiones que generen errores.

Pruebas de análisis dinámico del código fuente

El análisis de código dinámico es el método mediante el cual se prueba una aplicación durante su ejecución. El proceso de análisis dinámico puede dividirse en varias etapas: la preparación de los datos de entrada, ejecutar una prueba de ejecución del programa, obtener los parámetros necesarios, y analizar los datos de salida. Cuando se realiza la prueba de ejecución, el programa se puede ejecutar tanto en un servidor real o uno virtual. El código fuente debe ser necesariamente compilado en un archivo ejecutable, es decir, no puede utilizar este método para analizar un código que contenga la compilación o errores de compilación. Este análisis dinámico puede realizarse en programas escritos en distintos lenguajes de programación: C, C++ , Java, C#, PHP, Python, Erlang, y muchos otros. La prueba dinámica es una de las más importantes, pues en esta se comprueba la confiabilidad del programa, los tiempos de respuesta y los recursos consumidos. Las pruebas dinámicas permiten asegurar que el producto funciona bien o revela errores mostrando que el programa no funciona de la manera esperada.

CONTÁCTENOS Solicite una cotización ahora

Ir al formulario

Ir al formulario